El FESTIVAL 2022

4º FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE COLOMBIANO EN BUENOS AIRES - FICCBA

El festival Internacional de cine colombiano realiza su 4ª edición – #Estéticas de las memorias del 4 al 10 de julio y está conformada por 29 películas de Colombia y Argentina que podrán visualizarse presencialmente con acceso libre y gratuito hasta agotar el aforo de la sala en el Centro Cultural San Martín, en la ciudad de Buenos Aires, Argentina.

Estéticas de las memorias es una selección de 22 títulos en competencia (8 cortometrajes colombianos, 8 largometrajes colombianos, 6 largometrajes argentinos), una muestra de 7 cortometrajes realizados a partir del “Archivo SHUB” que junto a un conversatorio sobre archivo y modelos de producción, y un video-ensayo narrado en vivo como homenaje al fallecido cineasta Ciro Durán (1037-2022) por su hijo Vladimir Durán: El pasado es ficción. Carta de un hijo a su padre cineasta.

 

Esta edición será una muestra de títulos de ficción, ensayo y documental, producidos entre 2019 y 2022, filmados por cineastas de distintos lugares, pero con una especial predominancia de realizadores de Colombia y Argentina, pues en ambos países se han llevado a cabo procesos públicos de paz, justicia, verdad y reparación que, naturalmente, han influenciado en gran medida los intereses estéticos y el compromiso político de generaciones enteras, inspiradas por acciones civiles e institucionales que han buscado revisar la propia historia para encontrar elementos que evidencien la conjugación de lo público y lo privado, de lo individual y lo colectivo, de la historia y la memoria.

 

En esta edición es ineludible pensar en la palabra archivo, pues esta, en sus distintas formas será un asunto y un material central en gran parte de estas películas. El archivo comprende una serie de imágenes originales que evocarían la esencia de un episodio, la prueba de que este ha ocurrido y una pista absoluta y material de cómo ha sido. Pero ¿qué puede constituir formalmente un archivo? ¿Cómo se configura? ¿Quiénes lo producen? ¿Cuán tangible o inmaterial puede ser? ¿El archivo es incuestionable y no debe ser manipulado? ¿Quién tiene acceso al archivo? Estos interrogantes exponen la diversidad de materiales que pueden constituir un archivo y obras en las que este es usado como material para reflexionar sobre la memoria misma o abrir relatos alternativos. 

 

Fotografías, videos caseros, grabaciones televisivas, registros fílmicos, testimonios orales, cartas, obras literaria, objetos arqueológicos, escombros, inventarios, seres no humanos e incluso una conversación telefónica conforman algunas de las diversas gamas de operaciones y elementos tangibles e intangibles que como sociedad, hemos implementado para recordar un tiempo previo y estos 29 títulos los retoman, los exponen, los manipulan y los examinan con gran atención para observar las capas temporales que los cubren, sus condiciones materiales y las nuevas epifanías que de improviso pueden catalizar. 

 

El corpus propuesto para esta ocasión podría dividirse en tres grandes líneas: en primer lugar, un conjunto de cuatro  películas que a modo de ensayo, reflexionan directamente sobre los mecanismos que hemos implementado para construir una memoria, y que por ende suponen formas de combatir el olvido, a partir de historias familiares que llegan a conclusiones universales al extender estas ideas a campos más amplios,  proponiendo también una relación directa entre así entre mito y cine, entre humanos y no humanos,  así como evidenciando el artificio mismo del cine: Adiós a la memoria, Superficies, Eami, Pirotecnia.

 

En segundo lugar, la palabra constituye una herramienta esencial para la construcción de estos relatos, moldear con ella una historia personal o colectiva, es el primer acto en un mundo estructurado por un pensamiento cimentado en el lenguaje. En otras diez películas, es a través de la palabra que toman forma historias personales afectadas de algún modo u otro por la gran historia. Estas obras exponen una palabra viva que se expresa para reconocer relatos alternativos sobre un lugar, abren un espacio primordial al testimonio que ilumina historias omitidas o desconocidas de tragedia y desarraigo,  vuelven sobre sus recuerdos y emociones resignificando el presente,  se inventan  una mitología que justifica la existencia propia conjugando lo primitivo/ancestral con el fin/principio de un mundo tecnológico. Todas estas obras encuentran en la lengua misma un material. Estas películas son: Revelaciones, Abrir monte, El mañana es un palacio de agua, Presagio, Apuntes desde el encierro, Más allá de la noche, El tiempo perdido, Entre fuego y agua, Cicatrices en la tierra, Álvaro.  

 

Por último, resaltamos ocho títulos que trabajan directamente con la yuxtaposición de diversos tipos de archivo que desde su materialidad significante y a modo de vestigios del futuro iluminan el pasado para encontrar en él relecturas, nuevas ideas sobre el presente o futuridades posibles. Todas se refieren a eventos traumáticos y fundacionales que por sus mismas características han encontrado formas más efectivas de permanecer en el imaginario general como emisiones televisivas, fotografías, objetos arqueológicos, testimonios periodísticos, pedazos de films y  también configuran un discurso oficial que aquí es puesto en duda: Los Zuluagas, 84, Esquirlas , 1982Objetos rebeldes, El Derecho a existir, El film justifica los medios, Les Otres.

 

En esta misma línea hace 105 años, recién ocurrida la revolución rusa, la joven cineasta Esfir Shub tomó las películas oficiales del Zar que contaban la grandeza de su legado, y las reeditó transformando su sentido para narrar la victoria revolucionaria. Igual que lo hiciera Esfir hace más de un siglo hoy se propone en esta edición del FICCBA  un gesto colectivo de transformación creativa.

 

El Archivo Shub es un acervo de imágenes nacido de creadores para creadores, concentrado en fortalecer las vías de acceso y apropiación del material para su uso en nuevas obras artísticas, explorando diversas posibilidades en términos de producción y circulación de las memorias audiovisuales. Con un acervo en soportes magnéticos de video y audio, fílmicos y fotográficos desde 1930 hasta 1990 el Archivo Shub hace que las imágenes y sonidos recuperados tengan nuevas vidas al ser apropiados por miradas diversas y volver existir en nuevas obras, el Archivo Shub se concentra en la recuperación de materiales audiovisuales para su difusión a partir de procesos de formación y creación.

Como primeras estrategias se realizaron tres cortometrajes de no ficción comisionados a las cineastas de Medellín: Marta Hincapié Uribe, Maria Paula Jiménez y Tiagx Vélez. Como segunda estrategia se realizó el taller Cine Sin Cámara con la Cinemateca de Medellín del cual se realizaron 10 cortometrajes por parte de los asistentes. 

 

En el FICCBA se proyectará una selección de 7 cortometrajes junto a un conversatorio con Daniel Cortés (Productor Archivo Shub), Tiagx Vélez (Director Hijos de la luz) y Jerónimo Atehortúa (Director y productor Invasión cine) quienes dialogarán sobre los procesos creativos, gestión de archivo y otros modelos de producción.

 

Como evento especial seremos anfitriones de la video-performance El pasado es ficción sobre el cineasta recientemente fallecido Ciro Durán, director de películas fundantes del cine colombiano como La Paga, Gamín y La Toma de la Embajada. En este video-ensayo narrado en vivo, Vladimir Durán –hijo del cineasta– le rinde homenaje a su padre.

El Festival tiene como propósito fundamental contribuir con el desarrollo de la cultura y de las industrias cinematográficas colombiana y argentina, así como también promover su difusión en Latinoamérica. Pretende sostenerse como una ventana de exhibición para el creciente cine colombiano en Argentina y para el cine argentino en Colombia, fomentar la coproducción cinematográfica entre ambos países, contribuir con la formación de audiencias y apoyar a l_s cineastas emergentes.

La programación del FICCBA busca interpelar al espectador a partir de las diversas formas y capas de construcción de un discurso audiovisual con películas que transitan entre la ficción, la no ficción, el experimental o la animación. 

La 4ª edición del FICCBA 2022 es una producción de la compañía Fuego Inextinguible Cine y gracias al aporte del Centro Cultural San Martín, Sonámbula Cine, Rebel__77, Guayaba y Siwa Bar es posible realizar este Festival Internacional de Cine Colombiano de forma presencial nuevamente. 

Es un evento de acceso libre y gratuito que puede ser disfrutado por tod_s, con el propósito de “Hacer visible lo invisible”.

EQUIPO 4° FICCBA 2022

Producción ejecutiva Fuego Inextinguible Cine / Equipo de programación Daniel Saldarriaga Arango, Soledad Torres Agüero, Sara Álvarez, Andrés Suárez / Equipo de comunicación Eliana Arbeláez Zuluaga, Andrés Suárez / Equipo de Producción Daniel Saldarriaga, Angie Sarmiento / Ilustración y diseño Carolina Ayala, Rebel77 / Asistente de producciónDiseño web Ismael García / Realización Agos Rojas.

@2022 Todos los derechos reservados a Fuego Inextinguible Cine